FANDOM


Terminal Estás leyendo un artículo del Universo 40k-Memorias de la Anarquía.

Si quieres corregir algún error, sólo déjalo en los comentarios para que el autor lo sepa.

En un recóndito momento del año 30.000, nació un Capítulo de la nada, envuelto en el misterio. Se cree que su nacimiento se originó con una fusión de las semillas de la legión Traidora de los Hijos del Emperador, la de los Puños Imperiales y la de los Cuervos Sangrientos, es una teoría, por lo tanto no tiene motivos para ser cierta. Aunque se cree que su primarca se llama Gárrikus, el cuál es uno de los dos Primarcas perdidos.
Garras Disformes Post-Herejía

Esquema de colores de un Garra Disforme de la 7º Compañia

HistoriaEditar

Este Capítulo es uno de los más impredecibles, su comportamiento aún no se ha consegudio descfirar. Igual que su comportamiento, que no se pudo entender, tampoco se conocen los extraños orígenes de la Legión. Lo que sí se sabe a ciencia cierta es que es una Legión, puede incluso que sea una de las dos Legiones Perdidas... concrétamente la XI.

Los Garras Disformes adoraban plenamente al Emperador, eran más leales incluso que los Puños Imperiales. Todo acabó según el Administratum en herejía, el señor del Capítulo (En el milenio 36), conocido con el sobrenombre de Vak el Grande arrastró el Capítulo al mismísmo Ojo del Terror, donde hizo un pacto con los Poderes Ruinosos y los Falsos Dioses para que les apoyasen en una batalla contra el Emperador y sus súbditos. Vak el Grande sabía cómo engañar a los Falso Dioses para que se tragasen la engañiza y les concediese refuerzos demoníacos. Los Dioses del Caos al final se dieron cuenta de la gran mentira que recibieron de parte de Vak el Grande, y aniquilaron gran parte del Capítulo, convirtiéndolo en una fuerza menor incluso que el da las Salamandras. Debieron pasar unos cuantos milenios, hasta el milenio 42, que es cuando Vak el Grande fue sacado del Campo de Éstasis, para que las demás fuerzas Imperiales se diesen cuenta de que no eran tan blasfemos como creían, ya que apoyaron a una escuadra fusionada de Lobos Espaciales y Ángeles Sangrientos en un mundo invadido por adoradores de Nurgle. El mundo fue librado de la plaga de Nurgle...

Planeta natalEditar

Devrish IV se encuentra en el Segmentum Obscurus, en el Sector Gótico. Es un mundo civilzado donde se reclutan los contingentes para el Capítulo. 

En el pasado, Devrish IV era una jungla enorme, pero se consiguió, tras 5 siglos enteros, aplanar la superfície casi al completo. Se conservaron montañas enteras, donde se alojaron diversas instalaciones especiales para la Legión. Por ejemplo, en una de las pocas selvas que quedaron, se encontraba una montaña la cuál fue vaciada antes de la herejía que cometieron. En esa montaña (Situada en el oeste en el mapa, por el ecuador) se albergaba la mayor plataforma anti naves espaciales construída para su uso en tierra. Con tecnologías arcanas (Y algunas robadas de otras razas), la montaña desaparecía en el momento en el que se necesitaba la utilización del Cañón.

Jerarquia y organizacionEditar

La Legión estaba compuesta de unas 35 compañías, con un total de 3.500 hombres. Aunque en sí la organización era bastante caótica, disponían de gran cantidad de efectivos listos para defender el Trono Dorado y su ocupante, el Emperador, cueste lo que cueste.

  • Iº Compañía de Veteranos
  • IIº Compañía de Batalla
  • IIIº Compañía de Batalla
  • IVº Compañía de Batalla
  • Vº Compañía de Batalla 
  • VIº Compañía de Batalla 
  • VIIº Compañía de Batalla
  • VIIIº Compañía de Batalla 
  • IXº Compañía de Batalla
  • Xº Compañía de Batalla
  • XIº Compañía de Reserva
  • XIIº Compañía de Reserva
  • XIIIº Compañía de Reserva
  • XIVº Compañía de Reserva
  • XVº Compañía de Reserva
  • XVIº Compañía de Reserva
  • XVIIº Compañía de Reserva
  • XVIIIº Compañía de Reserva
  • IXXº Compañía de Reserva
  • XXº Compañía de Reserva
  • XXIº Compañía de Reserva
  • XXIIº Compañía de Reserva
  • XXIIIº Compañía de Reserva
  • XXIVº Compañía de Reserva
  • XXVº Compañía de Reserva
  • XXVIº Compañía de Reserva
  • XXVIIº Compañía de Reserva
  • XXVIIIº Compañía de Reserva
  • IXXXº Compañía de Reserva
  • XXXº Compañía de Caóticos
  • XXXIº Compañía de Caóticos
  • XXXIIº Compañía de Asalto
  • XXXIIIº Compañía de Devastadores
  • XXXIVº Compañía de Exploradores
  • XXXVº Compañía de Exploradores

Así pues, con 35 compañías, Devrish IV podía ser defendido sin problemas.

Culto al SalvadorEditar

Los Garras Disformes eran entrenados desde jóvenes, con la obligación de ser perfectos. Muy pocas veces a habido algún compañero capitular que a abandonado la Legión para unirse a las filas del Caos... más de lo que ya estaban, claro. 

El Culto al Salvador es un culto que se inculca en los jóvenes Neófitos desde su iniciación, en la cuál, se enseñan los logros de Vak el Grande para inspirar a los iniciados a alcanzar tal grandeza. 

FlotaEditar

Los Garras Disformes disponían de 650 naves, la mayoría de apoyo pesado. Sus naves estaban modificadas con tecnología combinada, por así decirlo, de los Eldar e Imperial, consiguiendo así manipular levemente la Telaraña para poder hacer travesías a traves de ella. Los Garras Disformes eran especializados en ataques relámpagos, por éso necesitaban tecnologías avanzadas (Más que la Imperial) para asaltar rápidamente planetas de xenos y herejes.


Lealtad al EmperadorEditar

Los Garras Disformes, pese estar declarados como blasfemos y caóticos por el Administratium, siguen adorando al Dios Emperador como tal y defendiendo a la humanidad de todo ataque. Allí donde se presente una amenaza, un ataque relámpago de los Garras Disformes se presenta, aniquilando a los enemigos al instante.

Adoptaron un proyecto de reunificación. Después de la muerte de Alfarius a manos de Roboute, Primarca de los Ultramarines, la Legión Alfa intentó volver a las filas Imperiales, con rechazo de éstos últimos. Así que, los Garras Disformes, con mucho gusto, acogieron a la antigua Legión Traidora. Algo similar pasó con los Cuervos Sangrientos: Los herejes que quedaron vivos tras la brutal guerra civil dentro de la Legión intentaron volverse a unir, sin ser acogidos de nuevo en la Legión. Así que los Garras Disformes acogieron a los Cuervos Sangrientos que se habían revelado y después se arrepentieron.

El proyecto fue bien, bastante bien. Hasta que Fulgrim malhirió de muerte a Roboute Guilliman. Los Garras Disformes, semi leales semi corruptos en aquella época, buscaron venganza, jurando dar de trofeo a los Ultramarines el cráneo de Fulgrim... y así fue, en el M40, Gárrikus decapitó al Primarca traidor sin piedad, degollándolo de tal manera que su columna vertebral entera se salió del cuerpo. Gárrikus poseía dos garras, algo similar a su hermano Corvus Corax pero sin Retrorreactores. Los Garras Disformes, pese que para aquel entonces no eran leales según el Administratium, consiguieron cumplir la palabra de honor que dijeron milenios atrás. Los Ultramarines vieron muy extraña la aparición de Garras Disformes en Macragge, por lo tanto decidieron no atacar, cosa que hicieron bien. Los Ultramarines fueron los primeros en darse cuenta del error del Administratium en marcarlos como herejes.

Encuentro con los Trasdens

Las Legiones de los Séquitos de Muerte y Salamandras fueron apoyados por los Garras Disformes al encontrar una flota de una raza que se autoproclamaba Trasdens. Las IIº y XIº Legiones (Séquitos de Muerte y Garras Disformes) hicieron un pacto con los Trasdens para que no se abriese fuego a éstos últimos. Los Salamandras, comandados por Vulkan, su Primarca, encontraron ese acto como una encarnación de la mayor de las herejías posibles, y empezaron a combatir contra las dos Legiones en una batalla muy desigualada.

Capítulos SucesoresEditar